No quiero ir

Estuve recordando anécdotas de mis episodios de ansiedad, y dentro de ellas recordé esta que me abstrajo por completo.

Un muy buen amigo había regresado de un viaje. Con el resto del grupo armamos unos planes: salir a comer, visitar algunos lugares, etc. Ese día me levanté, como siempre, con ansiedad en el cuerpo -sí, sí, la todofobia-. Tomé un baño, me alisté, desayuné… para luego iniciar con los planes que tenía aquel día. De repente, empecé a sentir esa sensación horrible, que ya tenía en el cuerpo, pero con más fuerza. Cuando en mente me dije: “No quiero ir”.

Pasaban los minutos, me recosté en la cama, seguía pensando: “No quiero ir”. Me sentía cada vez peor. Así que empecé a pensar en cuál era la excusa que iba a dar para no tener que ir. Luego, me preguntaba por qué no quería ir. Si había estado toda la semana con la idea de sí querer estar ahí, pero ahora de la nada, ya no quería. No tenía ganas de ir, ni de nada. Mientras, seguía inmóvil en la cama.

Una hora después de entrar en mayores crisis existenciales, angustiándome más por pensar que era un asco de persona porque ya no quería ir, llorando, siguiendo por la pregunta: ¿por qué no quiero hacerlo?; le mandé un mensaje a mi amigo, diciéndole que ya no iría, porque “tenía un dolor de cabeza horrible” -él no sabe de mis ataques de ansiedad. Me respondió muy triste, que él realmente quería que yo estuviera ahí, pero dadas las circunstancias, entendía que no podía ser así.

Sabiendo que ya no iría, entré en pánico, seguí llorando en mi cama. Al cabo de media hora, me lavé la cara y salí de mi habitación por un vaso con agua. Un familiar me vio, y me dijo: ¿No ibas a salir con tus amigos? Le respondí: “Ya no iré”. Me miró sorprendido, gritándome: “¡¿Qué te pasa?! No se ven hace mucho y… ¡¿NO VAS A IR?! ¡Le dijiste que sí! ¡¿Qué te pasa?!”. Yo lo miré, respondiendo: “Sí, sé que dije que iría, pero decidí no ir. No tengo ganas”. Regresé a mi cuarto lentamente, para que no se diera cuenta de mi desesperación. Me eché a llorar de nuevo.

Seguía con las ideas que era lo peor del mundo, una basura… cuando empecé a sentir que mi ansiedad y todofobia, disminuían un poco. Aún así, no quería ir, pero con todo y el miedo, decidí mandarle de nuevo un mensaje diciendo que sí iría, pues el “dolor de cabeza se había ido”. Se puso feliz. Seguía temblando, pero me decía a mí misma: “Vas a ir, tranquila. Tú sí quieres hacerlo, solo que no sabes por qué tu cuerpo está reaccionando así. Vamos puedes ir”.  

Me alisté de nuevo, tratando que no se notaran la cara roja e hinchada que tenía por el llanto y la crisis. Salí de mi habitación y dije: “Ya regreso”. Me miraron con cara extraña, y dijeron: “Cómo… ¿no que no ibas a ir? Tú y tu carácter”. Me fui.

En el camino trataba que mi cuerpo dejara de temblar un poco, respiraba y trataba de calmarme cada vez más hasta llegar al lugar acordado. Poco a poco sentía que las malas sensaciones en mi cuerpo iban pasando. Al final, no se fueron del todo, pero intentaba animarme con cada cosa que pasaba a mi alrededor, riendo, conversando. Así fue pasando el tiempo.

Acabó todo, regresé a casa más tranquila. Llegué, me preguntaron cómo me fue: “Bien”, respondí… “¡Y no querías ir! Ugh… de veras aburres”, dijo alguien por ahí -sé que tal vez sus intenciones no sean herirme con esos comentarios, pero me sentí mal por eso último que escuché-. No dije nada. Tomé un baño, para luego ir a dormir. Todavía me sentía un poco mal… peor luego de escuchar esas palabras; a las cuales “les dì vueltas” durante un largo rato. ¡Sí!… tenía aún la todofobia en unos “grados” más de lo normal, pero aún así, finalmente logré conciliar el sueño.

En este “episodio” la ansiedad a la vez pudo y no pudo contra mí. Creo que he mejorado un poco respecto a eso. Espero que no me vuelva a atacar de esa manera por una situación así. Es horrible, al igual que todos mis otros episodios. Todofobia: por favor no vengas más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s